Archivo del sitio

Superbia // Sôber

 

Título: Superbia
Grupo: Sôber
Género: Hard Rock
Año: 2011
Banda:

Carlos Escobedo (voces,, textos, bajista)
Jorge Escobedo (guitarra solista)
Antonio Bernardini (guitarra rítmica, voces secundarias)
Manuel Reyes (baterías)

Escuchalo en:

Spotify
Groove Shark

Página Web Oficial 

Superbia (Soberbia, o Noble Orgullo en latín) es el séptimo disco de la banda española de rock Sôber tras siete años de silencio. Un grupo que, desde 1993 hasta hoy, ha tenido varias etapas: cercanos al rock alternativo en sus primeros albumes, más pop rock en sus últimos discos, y ahora con este nuevo trabajo, la verdad es que es una fusión muy heterogénea de estilos, sonando a caballo entre aquel “Morfología” tan laureado de sus inicios y la nueva ola de corte más comercial y popero que venía acompañando al grupo desde “Paradÿsso” y “Reddo”.

Por otro lado, es de mencionar la influencia que tanto Savia como Skizoo han tenido en su regreso, y es que ahora podemos identificar a la perfección si un corte más duro o más melódico suena a uno u otro de los hermanos Escobedo, los verdaderos cabecillas de la banda, con 18 años al timón. Sin embargo, Sôber siempre se ha definido, como con su nombre, por la sobriedad y la neutralidad en sus canciones: no tirando ni para el hard rock más clásico ni para el pop rock, sonando a cada momento duros, melódicos, cambiantes. A ello hay que sumar que en este album la banda ha incluído elementos novedosos: metales como trompetas, percusiones, cantantes de ópera, e incluso, cubos de basura al rollo “Mayu Manna”).

El disco suena a Sôber por los cuatro costados. Eso queda claro desde el principio. A los que seais fans de la banda madrileña os va a encantar, ya que hay de todo: las guitarras de Skizoo, con las letras y las líneas melódicas de Savia, con toques de algunos temas de la banda anteriores (“Nuestro Final” suena rabiosamente a Savia, por ejemplo, y “Guarida” tiene mucho parecido con “La Burbuja de Cristal”, de su disco Reddo) y con aires nuevos. Manu Reyes a la batería está a la altura, cumple su papel pero sin alardes, aunque se echa de menos a Alberto Madrid por el toque personal que tenía a la hora de imprimir el ritmo y la cadencia de las canciones de Sôber. Sin más paso a analizar los temas:

1. Superbia: Un coro de voces graves en latín (Ab exordio generis humani, ab exordio mundi an vitae. A superbia initium sumpsit omnis perditio, o sea: “Desde el principio del género humano, del mundo y de la vida, la soberbia llevó a todos a su perdición”) abre este tema. Para ello han contado con la ayuda de un tenor y dos sopranos para darle ese aire de grandilocuencia que tiene el tema desde el principio. El tema habla sobre la posición de la raza humana en el mundo, y de que creernos superiores puede significar nuestro final. Es un tema mixto, con guitarras de Skizoo y la melodía de Savia.

2. La Araña: El segundo tema del disco es un medio tiempo. Es la voz la que lleva la cadencia, siendo las guitarras sus acompañantes y principal base. La voz de Carlos, por lo tanto, toma el protagonismo. Sobre el significado de la canción, no está la cosa clara: en algunos momentos creo que habla del maltrato, incluso.

3. 666: Uno de los mejores temas del disco. Aquí se nota más la influencia de Jorge y su etapa Skizoo, ya que los riffs son más presentes. Las guitarras son mucho mejores que en las dos anteriores canciones, hablando siempre en el contexto de que estamos ante Sôber y no se destaca precisamente por su virtuosismo a las seis cuerdas. Las letras hablan sobre las tentaciones y sobre el deseo que puede llegar a ser nuestra perdición.

4. Tic Tac: Esta canción fue elegida para ser el single oficial del grupo de cara a los medios, aunque los fans ya pudieron escuchar “Fantasma” y “Umbilical” vía YouTube. Esta canción es una balada sobre la vida, aunque algunas líneas me hacen pensar en que se trata de un tema sobre el maltrato a la mujer (“No llores más, basta de hablar, coge tus alas y a volar, sabes que tú, eres más fuerte que él”). Sin duda, el solo es lo mejor de toda la canción.

5. Fantasma: La primera canción que pudimos escuchar de “Superbia” tiene un trasfondo algo más de “lugar común”, es decir, unas letras poco arriesgadas que conectan con facilidad con la gente y un estribillo muy pegadizo. Aquí hay que mencionar la aportación del sonido de trompeta, que le da variedad y la verdad, encaja muy bien en el conjunto de la canción. Es un tema que entra muy bien en la primera escucha, y que invita a repetir.

6. Nuestro Final: Ésta forma parte, junto con “Naufrago”, del apartado más melódico del disco, aunque salvando las distancias entre ambas. Sinceramente, no es un tema que me entusiasme demasiado, ya que el riff inicial promete más de lo que luego da la canción en sí, que como he dicho, encajaría perfectamente en un disco de Savia: mucha melodía, letras predominantes, voces cambiantes.

7. Umbilical: Otra de las mejores canciones del disco. Aquí la cosa se equilibra, ya que me da la impresión de que la autoría de la canción corresponde a ambos hermanos. Dureza y melodía a partes iguales, un ejemplo de lo que es una canción de Sôber.

8. Naufrago: Seguimos hacia arriba, con otro de los temazos que encontramos en este disco. Una balada muy lenta con una de las frases más geniales que he escuchado en una canción de amor (Te seguiré esperando, un año, un siglo, la eternidad). Lo dicho: un tema perfecto para dedicarselo a alguien.

9. La Última Llamada: Contundente empieza esta canción. Un riff muy interesante da paso a la melodía con la voz de Carlos de por medio. Personalmente, creo que este tema habla sobre las relaciones y las implicaciones que conllevan. Atentos a las campanas que suenan de fondo durante el estribillo. Este tema, quizá sea yo, pero me recuerda a “Morfología”. Quizá sea el ritmo lento y pesado, con unas guitarras que marca el ritmo y ese presolo y solo marcado y lento, y Carlos con su voz más neutra.

10. Guarida: La última canción esconde, también, otro de los grandes temas de “Superbia”. Un tema que comienza con un riff muy interesante, rápido, y que pronto frena para introducir la voz de Carlos. Me recuerda a “Reddo”.

11.Fortuna, Fama o Placer:  La última canción esconde, también, otro de los grandes temas de “Superbia”. Un ritmo entrecortado, más duro, más rudo que los temas anteriores.

Por último, decir que los chicos de Sôber han sido muy originales en el sentido de que todo el CD (libreto, cubierta, letras, fotos…) están en 3D, por lo que Superbia se acompaña de unas gafas para poder leerlas. Por otro lado, gracias a ellos por firmarme el disco y dedicarmelo para mi 24º cumpleaños. ¡Gracias!

Anuncios