Archivo de la categoría: James LaBrie

James LaBrie // Static Impulse

Título: Static Impulse
Artista: James LaBrie
Año: 2010
Género: Metal Progresivo.
Productor: Jens Bogren (Opeth, Paradise Lost)
Página Web Oficial: http://www.jameslabrie.com/

Banda:
James LaBrie (voces)
Marco Sflogi (guitarras)
Matt Gulliory (teclados)
Peter Wildoe (baterías)
Ray Riendeau (bajo)

Canciones:
1. One More Time
2. Jekyll or Hide
3. Mislead
4. Euphoric
5. Over the Edge
6. I Need You
7. Who You Think I Am
8. I Tried
9. Just Watch Me
10. This is War
11. Superstar
12. Coming Home

Parecería que este hombre, vocalista de la banda de metal progresivo Dream Theater, no tiene nada ya que demostrarle al mundo vistos sus excelentes trabajos en dicha banda y en otras colaboraciones y discos en solitario a lo largo de su carrera. Y si ya de por si Dream Theater es como una locomotora de ritmos innovadores y de música magistral, sus miembros por separado parece que se defienden muy bien. A pesar de que James LaBrie, vocalista de dicho grupo, suela quedar algo eclipsado en el contexto de la banda, en solitario brilla con luz propia. Este “Static Impulse” que nos trae nos hace preguntarnos cómo es posible que este hombre sea capaz de sonar moderno y actual después de 25 años con Dream Theater, redefiniendo el metal progresivo y creando unas líneas que ya muchas bandas están siguiendo (Protest the Hero, por poner un ejemplo).

Musicalmente, el disco en sí es una maravilla. Cada nota, cada instrumento, cada acorde, cada estrofa encaja a la perfección en el conjunto del disco. Y la variedad es apabullante: metal progresivo, rock, hard rock, baladas, voces guturales, coqueteos con el Death Metal, Blastbeats…, en suma, un mosaico que le dota de mucha variedad al conjunto. Señores, estamos hablando de un discazo. Uno de los mejores que se han visto en 2010.

El nivelazo está asegurado. Tanto por parte de LaBrie (que llega a sus límites y explora todos los matices de su voz) como por parte de su banda (al batería y al guitarrista habría que declararlos patrimonio nacional) el nivel técnico y musical es altísimo, y seguramente no defraudará a los fans de los Dream Theater más metaleros de canciones como “The Glass Prison” o del disco “Train of Thought”.

Lo mejor: El nivel técnico de la banda. Sfogli y su guitarra. Los matices vocales de LaBrie en cada canción. La cantidad de guiños a diferentes estilos visibles en el album. Jekyll or Hyde, I Need You, Euphoric.

Lo peor: Da la sensación, tras varias escuchas, de repetir en exceso algunos patrones.

Nota: 8

En definitiva, es un gran disco. De lo mejor que hemos visto en este 2010. James LaBrie ha decidido romper con el sonido anterior e intentar algo nuevo, y francamente, va bien encaminado, si bien tendremos que ver cómo evoluciona.

Anuncios